martes, diciembre 13, 2011

Ella

linda

como un almohadón

suave

como una oveja

fresca

como una albahaca

contenta

como una nena

salvaje

como una espátula

volada

como una paloma

rica

como una morcilla vasca

miércoles, noviembre 30, 2011

Si la evolución de la amistad es juntarse para hacer cosas, ¿Cuál es la evolución de la familia?



En este video explico que la evolución en la familia está dada por lograr ligarse cada vez más por el querer que por el deber, viviendo los valores que ellos mismos tengan ganas de desplegar.

Link: rochisner

jueves, noviembre 24, 2011

Quiero volverme locamente optimista, hasta el absurdo. ¿Me servirá para vivir mejor?



En este video explico porqué un optimismo forzado al extremo no puede llevar a buen puerto, pero afirmo que sí es posible y valioso intentar ponerse en una perspectiva más positiva.

Link: rochisner.

martes, noviembre 22, 2011

Boceto de base filosófica para la existencia enterada

Uno puede dejarse abrumar por la incertidubre por dos motivos

a) está en medio de la segunda guerra mundial

b) está muy sensible

Si es el primero: es realmente crudo y difícil. Mucho más que el promedio.

Si es el segundo: hay que ajustar la perspectiva. Es uno el que se equivoca si cree que las cosas deberían o podrían existir sin riesgo y sin falla.

¿Qué alguna de estas cosas podrían no pasar? ¿Qué no deberían pasar?

Falso: el debería está fuera de lugar. La realidad no sucede respondiendo a un deber racional, la realidad desborda constante y completamente lo racional.

Es cierto que podrían no pasar, al menos algunas de ellas (sólo algunas), pero esa posibilidad puede darse más respondiendo a un querer que a un deber, más como deseo nuestro que como reproche al mundo. No es una falla suya, es un querer nuestro.

El mundo es desajustado. Es. Es el mundo: el despelote es la norma, reina, domina y se presenta constantemente.

Por qué?

Nietzsche: ¿Cuál es el principio de todo lo vivo?

La voluntad de poder. Todo lo que vive quiere crecer, reinar, obtener preponderancia. No meramente sobrevivir, quiere más.

La mecánica esencial de los hechos es la lucha de fuerzas.

La estabilidad siempre es el resultado de un pacto.

La disminución de la violencia es una evolución deseable, pero nunca total: somos cuerpos y no ideas.

Las ideas siguen al cuerpo. No el cuerpo a las ideas.

La realidad existe y somos parte de ella.

La realidad no fue creada por nosotros ni como expresión de un orden racional. Somos nosotros los que fuimos creados por esa naturaleza que nos desborda.

Hay un orden: es la naturaleza. Y parte de la naturaleza es que pase todo lo que pasa.

Hay que tener valor.

Valor para decir: el mundo está bien como está.

La sociedad no está enferma. No se trata de cambiar la realidad. No se puede.

Lo que se puede hacer es participar de ella de manera provechosa. Buscar la felicidad personal, la felicidad compartida, el crecimiento social, fortalecer la educación, el refinamiento, los cuidados, el amor.

¿Que podemos hacer nosotros?

Lograr una visión informada de la vida.

Ver esta realidad de la naturaleza y su legítimo despelote resultante.

Dejar de aspirar a lo que no puede ser.

Dejar de lamentarnos por los problemas.

Abordarlos.

Responder a ellos.

Sortearlos.

Solucionarlos

Paliarlos.

Esta visión que propongo difiere del análisis político o económico o social, no porque hable del universo y de la vida en vez de hablar de política y cifras. Es una visión del mundo, una posición psicológica, pero difiere porque el análisis es mero análisis, descripción. Y lo que necesita la posibilidad de responder a la realidad es el paso de la acción, el movimiento.

Y el movimiento principal es el deseo. Eje de ejes: ¿qué querés?

No para que luego te lamentes por no tener lo que querés, sino para que asumas la responsabilidad de hacerlo. No como un peso, aunque en parte lo es, sino como una aventura.

Que pasemos de la actitud de quien está soportando el mundo a la de quien se juega en él.

Es legítimo, es correcto, es lo mejor que podemos hacer. Es lo que la misma naturaleza pide, hace, es, como diría Nietzsche, el sentido de la tierra.

Desde un punto de vista político es la idea de que uno debe aportar al conjunto social su felicidad, no renunciar a ella.

lunes, noviembre 21, 2011

Más sobre el aprendizaje de un instrumento musical



En este video aconsejo a quien comienza a estudiar un instrumento musical soportar con esfuerzo esa primera etapa en la que el cuerpo no puede más que tratar al instrumento con torpeza.

Link: rochisner

jueves, noviembre 17, 2011

¿Qué le aconsejás a quien empieza a estudiar un instrumento musical?



En este video respondo a una pregunta que llegó vía Formspring. Explico por qué en el aprendizaje de un instrumento musical son imprescindibles tanto la disciplina como el contacto lúdico con lo que empieza a surgir, un goce sonoro directo.

¿Querés preguntarme algo?

martes, noviembre 15, 2011

Estar bien o no estar bien

Refloto un artículo que publiqué en revista La Maga en 1996, que viene a cuento.

Hace pocos días me crucé, en Corrientes, a pocos pasos de Scalabrini Ortiz, con un conocido al que aprecio, un señor de unos cincuenta años a quien hacía mucho que no veía. Me gustó verlo, y transformé su breve y masticado saludo al paso en una ocasión para cambiar algunas palabras. Tuvimos el siguiente diálogo:

-¿Cómo te va?- me dijo él.

-Muy bien- le respondí.

-¿Muy bien?- me volvió a preguntar, entre asombrado y molesto.

-Si, muy bien- le dije.

-¿En este país te va muy bien? ¡Andá a cagar!- me respondió, yéndose.

Podemos pensar que su actitud es fruto de un malestar personal causado por algún factor que desconocemos, y entender que estos exabruptos los tiene cualquiera en algún momento. Pero estaríamos justificando el maltrato, lo cual no es nunca una buena opción.

Lo más interesante del episodio es su valor ilustrativo respecto de una cierta concepción del sentido del bienestar personal y por lo tanto del lugar disponible en el mundo para la experiencia del individuo y su felicidad posible. Seguramente este señor encontró ultrajante que alguien pudiera tomarse el atrevimiento de estar muy bien, y creyó ver en mi respuesta una posición política censurable y hasta responsable de la falta de solidaridad reinante en el crudo intercambio social. Su respuesta dice entre líneas: en la Argentina de hoy nadie puede sentirse bien, y si alguien lo hace es por eso mismo cómplice de la fuerza del mal que estrangula nuestra realidad social. Es contra esa estúpida consideración de la realidad, contra esa pobreza política y humana contra la que quiero apuntar algunos pensamientos en esta columna.

¿No hay posibilidades de estar bien en la Argentina de hoy?

¿Por? ¿Porque hay problemas sociales, porque las cosas no son como nos gustaría que fuesen? ¿Cuándo, en qué país, en qué mundo, nos va a ser dada por fin la oportunidad de ser felices como es posible serlo, es decir, de forma relativa y en medio del gran caos que es una sociedad? ¿Y de qué forma ese culto de la infelicidad forma parte de una estrategia de avance social, de trabajo favorecedor de la justicia? ¿Se supone que es producto de la lucidez, el malestar? ¿Qué todo estar contento y disfrutar de caminar y de ver los árboles es reaccionario, estúpido, ciego, colaboracionista, fascista?

Más bien me atrevería a decir lo contrario, que esa felicidad posible tiene mucho más la clave del desarrollo de una realidad mejorada que la militancia en la mala onda a la que muchos consideran signo de lucidez. ¿Es lucidez una postura que vuelve ilegítimas las ganas de vivir y que desfavorece la felicidad posible? Más bien creo que tal actitud es la expresión de un resentimiento profundo y la justificación por vía social de una incapacidad personal de producir espacios de alegría y felicidad personal. No suelen surgir movimientos valiosos de morales tan simples y ridículas como la que evidenció ese comentario. La búsqueda del contento por parte del individuo es una fuerza éticamente positiva para el bienestar del país. Y si no preguntémosle a los del Club del Trueque, ejemplo si los hay.

jueves, noviembre 10, 2011

Juan Acosta hace la crónica del concierto de Ringo en Buenos Aires


Noche maravillosa para un beatlemaníaco como yo,,, puedo decir que tuve la experiencia de estar a treinta metros de un beatle,,recuerdo cuando tenía seis años y escuchaba desde los parlantes de la sociedad de fomento,,,los acordes de,,,"little child" y hoy tenía a treinta metros a ese pequeño niño de 71 años,,unas lágrimas me rodaron como si fuese ayer,,,nunca se puede describir con palabras lo que dicta el cuerpo,,,yo estuve a treinta metros de un beatle,,,esa conexión se unían a harrison,,santo mío por adopción lennon directamente mi dios en la tierra,,,y a paul el galán de los hogares,,ni que hablar de la banda que trajo no recuerdo el nombre de todos pero tengo a dos que los llevo en mi cartera para sacarlos a relucir como chapa de sheriff un impresionante rick derringer,,la guitarra mas tirana del condado,,y edgard winther un músico impresionante,,,peace and love ringo ,,,una canción solo basta para decir si era él un beatle a treinta metros de mi,,y como si fuera poco el final es a toda orquesta el tema démosle una oportunidad a la paz,,,me fui del luna parck,,no peleaba nicolino tocaba ringo star,,,,,

Acosta,,

mi pagina,,, www.acostashow.com.ar
mi blog www.mundogarka.blogspot.com

martes, noviembre 08, 2011

La afirmación de la vida


La idea la conocí con Nietzsche. Afirmar la vida es decirle sí al fenómeno real de la naturaleza y de la existencia, abandonar el reparo y la costumbre absurda de objetarle cosas. “No estoy de acuerdo con la naturaleza” parece decir el humano que se siente molesto con las crudas realidades del poder y la muerte. “Pues nadie te preguntó nada”, respondería la vida si pudiera, fruto de una evolución que ha tomado miles de millones de años y que no puede ser alterada por una racionalidad que cree poder imponer sus criterios.

Para Nietzsche el origen del valor es la posición de cada uno frente a la vida. Y depende del grado de fuerza. Las morales valiosas son las que afirman la vida, las que la niegan no están a la altura de la existencia. Niegan la vida las morales que desprecian el cuerpo, que miran a la complejidad de la experiencia humana como si fuera algo defectuoso o enfermo.

Quien tiene fuerza puede decir sí a la vida, puede aceptar incluso sus partes duras, no porque deje de padecerlas sino porque las entiende como parte del todo, de ese todo que afirma y quiere. Esa fuerza necesaria para afirmar la vida no resulta de la ubicación en una clase social, es la impronta de cada cuerpo, su calidad o diferencia. Quien es débil no puede aceptar la vida, la niega, querría corregirla. De allí surge la absurda idea del “hombre nuevo”. ¿Nuevo? ¿Qué plan o voluntad alteraría algo desarrollado por la naturaleza a lo largo de tantas eternidades? Es una pretensión absurda, señala Nietzsche, la de creer que el orden natural puede cambiar por actos de “libre albedrío”, como se decía antes.

Decirle si a la vida, afirmarla, es querer la vida y entregarse a ella plenamente aunque vayamos a morir, aunque las cosas dolorosas ocupen un lugar mayor del que querríamos.

También decirle sí a la vida es desplegar la sensualidad, seguirle la pista, desarrollarla, como lo hace Matisse en su pintura o el jazz en su desborde.

miércoles, noviembre 02, 2011

Aborto


Ya que el tema está nuevamente en el centro de la atención pública, quiero volver a decir lo que siento en relación con él:

1. el aborto no es "un derecho" de la mujer, es una desgracia humana

2. sí, hay muerte de una personita, lamentable, y también gran efecto en la madre que la albergaba

3. creo que tiene que ser legal, porque la ilegalidad no lo elimina sino que suma tragedia

4. no es sólo "educación sexual" lo que hace falta (y si que hace falta, entendiendo que educar sexualmente no es hablar de anti concepción y enfermedades potenciales sino mucho más que eso, otra cosa completamente distinta), hace falta ayudar a lograr proyectos de vida y con la madurez incrementar también la empatía y la responsabilidad

5. me parece feo que algunas mujeres consideren al aborto un derecho y lo reivindiquen rabiosamente, como si fuera algo liviano y sin importancia: no es sólo el moralismo el que lo considera un hecho grave

Yo por suerte y por cuidarme (el cuidado es también de los varones, lógicamente) nunca tuve necesidad de hacer un aborto, y les deseo lo mismo a todos...

saludos

(lindo el cuadro de Leger, no?)

martes, noviembre 01, 2011

Ideas dominantes II


"¿Cómo se puede escapar a la influencia de tales ideas dominantes? Una técnica útil de pensamiento lateral consiste en seleccionar en forma deliberada, definir y hasta anotar la idea que parece estar dominando la situación. Una vez que la idea se ha expuesto de este modo, es más fácil reconocerla y, por tanto, evitar su influencia polarizadora. Esto parece obvio y fácil, pero la exposición debe ser cuidadosa y deliberada, ya que el tener una vaga conciencia general de la idea dominante no sirve para nada.

Puede parecer más fácil identificar la idea dominante y después rechazarla vigorosamente. Pero el rechazo significa sólo el cambio del dominio positivo por el dominio negativo, y en lugar de debilitar la idea dominante, puede fortalecerla. Más aún, la libertad de pensamiento está tan limitada por el rechazo de una idea como por su aceptación.

Esta situación, en forma benigna, se encuentra con frecuencia entre los jóvenes estudiantes que leen mucha filosofía. Ellos se ven en la molesta posición de tener que estar de acuerdo con todo lo que leen o de mostrarse en desacuerdo violentamente. De cualquier modo, el estar simplemente consciente de una idea en particular puede inhibir la formación de una idea original en una mente capaz de producir ideas originales.

Puede ser mejor no leer nada y correr el riesgo de producir ideas ya propuestas, que estar tan consciente de tales ideas que uno se vuelva incapaz de generar otras.

Darse cuenta de que una idea dominante puede ser un obstáculo más que una conveniencia es el primer principio del pensamiento lateral."


(capítulo 3 “El peligro de lo aceptado” de “Pensar bien”, de Edward De Bono)

viernes, octubre 28, 2011

Ideas dominantes I


"Con frecuencia se subestima el efecto del dominio de las ideas antiguas y aparentemente adecuadas. Se supone que una idea antigua debe considerarse como un escalón útil hacia algo mejor hasta que ese algo aparezca. Esta política puede resultar práctica, pero puede inhibir el surgimiento de nuevas ideas.

Un ejemplo extremo del efecto de las ideas dominantes lo proporciona la enfermedad mental conocida como paranoia. La paranoia es fascinante porque en ella los poderes de razonamiento de la mente no se han deteriorado como en otras formas de enfermedades mentales. Algunas veces el poder de razonamiento parece incluso ser más agudo. La única anormalidad consiste en que el paciente está dominado por la idea de ser perseguido. Sin embargo, todo lo que sucede, ya sea trivial o remoto, se interpreta como si estuviera dirigido al paciente. La amabilidad hacia el paciente se considera como un intento siniestro por ganar su confianza con el objeto de destruirlo. Se supone que la comida esta envenenada. Los periódicos parecen estar llenos de amenazas en clave. No hay nada que no pueda ser interpretado de esta manera.

Las ideas dominantes no tienen que ser siempre tan obvias para ejercer una influencia poderosa y organizada en la forma como una persona piensa y enfoca un problema. Las ideas antiguas y adecuadas, como las ciudades antiguas y adecuadas, llegan a polarizar todo lo que las rodea. Toda la organización está basada en ellas, todas las cosas se refieren a ellas. En las afueras pueden producirse alteraciones menores, pero es imposible cambiar toda la estructura en forma radical y muy difícil desplazar el centro de la organización a un lugar diferente."


(capítulo 3 “El peligro de lo aceptado” de “Pensar bien”, de Edward De Bono)

miércoles, octubre 26, 2011

La educación y las nuevas ideas


"Los motivos para iniciar un nuevo agujero son diversos: insatisfacción con el antiguo, mera ignorancia del antiguo, una necesidad temperamental de ser diferente o un simple capricho. Es poco común emprender nuevos caminos porque la educación está diseñada para que las personas aprecien los agujeros que han cavado otros mejores. La educación sólo llevaría al caos si fuera de otro modo. Sería muy difícil lograr la suficiencia y la competencia si se estimulara la insatisfacción general con el orden existente de los agujeros.

Tampoco la educación se interesa realmente en el progreso: su objetivo es hacer que el conocimiento que parece ser útil esté disponible para todos. Es comunicativa, no creativa.

Aceptar los antiguos agujeros y después ignorarlos y empezar de nuevo no es tan fácil como no estar enterado de ellos y por tanto libre para comenzar en cualquier parte. Muchos grandes descubridores, como Faraday, no tenían una educación formal, y otros, como Darwin o Clerck Maxwell, la tenían insuficiente.

Resulta tentador suponer que una mente capaz que no conozca el enfoque antiguo tenga la oportunidad de desarrollar un enfoque nuevo."


(capítulo 3 “El peligro de lo aceptado” de “Pensar bien”, de Edward De Bono)

sábado, octubre 22, 2011

El peligro de lo aceptado (capítulo 3 de “Pensar bien”, de Edward De Bono)


"La lógica es la herramienta utilizada para cavar agujeros más profundos y grandes, es decir, mejores. Pero si el agujero se encuentra en el lugar incorrecto, nada lo desplazará hacia el sitio correcto. Sin importar lo obvio que esto parezca, es más fácil seguir cavando en el mismo agujero que empezar a hacerlo de nuevo en otro lugar. El pensamiento vertical equivale a cavar en el mismo agujero con más profundidad; el pensamiento lateral, a tratar de hacerlo de nuevo en otro sitio.

La propensión para no abandonar un agujero a medio cavar, es en parte la renuencia a abandonar la inversión de esfuerzo realizado sin haber recibido recompensa alguna. También es más fácil seguir haciendo lo mismo que preguntarse qué otra cosa se puede hacer: hay en ello un fuerte compromiso práctico.

La mayor parte del esfuerzo científico se ha dirigido hacia el aumento lógico de algún agujero aceptado. Son incontables los cerebros que escarban débilmente o con denuedo, de acuerdo con su capacidad. Sin embargo, las ideas nuevas y grandiosas y los notables avances científicos con frecuencia se han derivado de personas que ignoraban el agujero que se estaba cavando y que empezaron a hacer uno nuevo."

lunes, octubre 17, 2011

Libertad de gustos


Seamos liberales con el gusto, y no molestemos a los demás (ni dejemos que nos moleste nadie): el gusto es el gusto, libre, puro, inocente, a cada uno le gusta lo que le gusta y no hay mucho más por decir. Lo que se abre a partir del gusto es un camino personal de disfrute y crecimiento. El juicio estético que se pretende universal traba esta dimensión primordial de la relación con la belleza. Asumamos una completa y total libertad de gustos.



domingo, octubre 16, 2011

Otros Matisse poco conocidos







El gusto no se inventa


El gusto no se inventa, uno no decide qué le debe gustar. El gusto no es un deber, es un suceso, como la lluvia, algo que pasa, sin responsabilidad. El gusto es fatal, nos gusta lo que nos gusta, y punto: algo nos da placer. Muchos creen, o todos hemos creído en algún momento de la vida, que el gusto es una posición tomada. Que hay que defender el gusto propio por sobre los gustos ajenos, probar que uno tiene razón en gustar de lo que gusta. Nada más absurdo, nada más contrario a la vivencia y sentido del gusto. El gusto no es moral, es un mero testimonio de lo que nuestra sensibilidad siente afín y de lo que le parece disfrutable.


sábado, octubre 15, 2011

El gusto cambia


El gusto cambia, debe cambiar. Hay que abrirle las puertas a esa mutación de los placeres, para que estos puedan tener lugar. Vale más el desarrollo del gusto, su metamorfosis arbitraria, libre, que la permanencia a una fidelidad a los amores del principio. Para que el amor viva, los amores parciales deben morir. Deben, algunos, dejarle paso a otros.

Es importante que prestemos atención a estos cambios, no para enjuiciarlos, ni para aprender a gustar de “lo bueno”, sino para vivir con la mayor libertad posible las vicisitudes de nuestra percepción estética y emotiva (son lo mismo, observado desde distintos lugares). Sólo así vamos a permitirnos la libertad necesaria para que el proceso se viva de manera que pueda cumplir su función, que no es otra que la de vehiculizar la necesaria mutación individual.

viernes, octubre 14, 2011

Algunos Matisse poco conocidos


Será porque en mi casa cuando era chico había algunas reproducciones de sus cuadros, o por su sensualidad, o por su tristeza, o por su sensualidad triste, o por su colorido, pero lo cierto es que Matisse me encanta. Estoy leyendo un libro sobre su amistad y rivalidad con Picasso, y gracias al detalle con el que está escrito estoy aprendiendo a ver más cosas en estas imágenes.


Lo bueno de la web, entre tantas otras cosas, es que pone a nuestro alcance obras poco conocidas de los artistas que más queremos. Estas son algunas que encontré y comparto con uds...









viernes, septiembre 30, 2011

Binner y Stolbizer, en Cannes


¿No parece el afiche de una película francesa? Una pareja de muchos años, cultos, que conversan mucho, un poco resignados...

Una pareja de argentinos cuenta su encuentro con George Harrison

Hoy a la mañana en Aspen pasaron este tema de Harrison que apenas conocía, y me emocionó mucho, como suele pasarme con sus canciones.



Después puse en Google "George Harrison Taringa" a ver si podía encontrar alguno de los discos suyos que no tengo y encontré esto, un relato de una pareja de argentinos que estando de visita en Inglaterra se acercó a ver la casa de George por afuera y tuvieron la sorpresa de encontrárselo, accesible y bien dispuesto.

Aquí están incluso las fotos que se sacaron con él.

George, ¡cuánto te quiero!

viernes, septiembre 23, 2011

Cómo surge una idea III


"Si se acepta el enfoque pasivo de las nuevas ideas, lo único que nos queda por hacer es esperar y orar. Sin embargo, existe un enfoque alternativo. Si las nuevas ideas dependen por completo de la casualidad, ¿cómo es que algunas personas como Edison tuvieron muchas más ideas nuevas que las demás personas? Los inventores y los científicos famosos por lo general producen una serie de ideas nuevas, no sólo una. Esto indica que existe capacidad para generarlas y que ésta se desarrolla mejor en unas personas que en otras. Esta capacidad no parece estar relacionada con la inteligencia pura, sino más bien con un hábito mental, una forma particular de pensar.

La recompensa de las ideas nuevas puede ser considerable o insignificante. El hombre que inventó la segadora combinada ganó una fortuna, no así los hombres que inventaron la primera máquina de coser. La única recompensa en que se puede confiar es el placer del logro. Este es muy diferente del placer relacionado con otra clase de realizaciones: es una emoción más profunda.

Cuando surge una idea, no puede ignorársela. Hay en ella una sensación de inmortalidad."


(capítulo 2 de “Pensar bien”, de Edward De Bono)

viernes, septiembre 16, 2011

Cómo surge una idea II


"La explicación derrotista de las nuevas ideas es que se deben sólo a la casualidad. Según esta teoría, aparece una idea nueva hasta que se reúnen al mismo tiempo los ingredientes básicos, de un modo especial, en la mente de una persona. Hay que esperar hasta que la suerte reúna este fértil conjunto de información. Este es un enfoque muy negativo, aun cuando existen muchas pruebas que lo apoyan.

La mente del ser humano ha mostrado gran vigor y eficiencia para desarrollar ideas una vez que éstas han aparecido. En el curso de una vida, el aeroplano ha pasado de ser un atrevido experimento de dos mecánicos de bicicletas a la forma más efectiva de transporte, cuya conveniencia y eficiencia están fuera de discusión. El radio, de un milagro frágil se ha convertido en un lugar común barato.

El progreso es algo en lo que sobresale la mente humana: no hay límites para su excelencia en esta dirección, la cual se extiende al diseño de mentes electrónicas auxiliares que pueden llevar aún más lejos su capacidad de desarrollo. En contraste con esta facilidad para desarrollar ideas, la capacidad para generar las ideas es muy escasa. Las ideas nuevas se presentan en forma esporádica, aun cuando la tecnología para hacerlas realidad haya estado disponible desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, la disponibilidad de la tecnología hace posibles las ideas que de otro modo se habrían abandonado. Por ejemplo, Charles Babbage, profesor de matemáticas en Cambridge, se habría dedicado a construir la primera computadora de no haber sido por la falta de tecnología electrónica que con el tiempo hizo posible la aparición de las computadoras. Sus ideas eran sensatas, pero estaba confinado a utilizar ruedas dentadas. Sin embargo, la tecnología por sí misma no genera nuevas ideas."


(capítulo 2 de “Pensar bien”, de Edward De Bono)

jueves, septiembre 15, 2011

Hablar por la calle


Hay personas que hablan por la calle con cualquiera, preguntan, intervienen, comentan. Hay otros, más contenidos, que se reservan esa floración espontánea de pensamientos para sí mismos. Formo parte del primer grupo, y me gusta la sensación de fluir en medio del cuerpo cívico que se tiene cuando uno intercambia libremente con sus otros eventuales.

Ese efecto de prolongación de uno en cualquiera me parece una cualidad valiosa de la convivencia en la ciudad. Y lamento que muchas veces el motivo de la comunicación sea la queja o el automatismo crítico, como si la única opción para entenderse al pasar fuera putear a algo que no anda o a aludir a presuntos responsables de la propia incapacidad.

No me parece mal que los comentarios sean, en cambio, sobre el clima. Suele verse con malos ojos esa tendencia a decir cosas sobre el tiempo, como si hubiera que aprovechar un encuentro en el ascensor con el vecino para hablar de la reconsideración que la historiografía del siglo XIX supo hacer de la edad media. A mí me parece que comentar la situación meteorológica es como empezar el contacto por lo básico: dos cuerpos que reconocen el hábitat que comparten y su constante transformación.



martes, septiembre 13, 2011

Notas sobre responsabilidad


¿Qué es ser responsable?
No cumplir con el deber, sino con el querer.

La responsabilidad es un recurso de la autoafirmación, de la realización, más que la respuesta a una carga impuesta socialmente.

La responsabilidad se liga con la autenticidad.
¿Quién soy yo, de verdad?

La responsabilidad pide actualización.
¿Quién soy yo, ahora?

La responsabilidad pide acción
Hacerse cargo, ser responsable, es actuar en función de la situación asumida.

La responsabilidad pide superar la reacción.
Dejar de actuar en función de los problemas y empezar a hacerlo en función de los objetivos.

(El dibujo, de estos días, se llama "Cosas realmente muy importantes" y es tinta china sobre papel, mide 17 x 14 cm).

jueves, septiembre 08, 2011

Murió mi papá


El domingo murió mi papá.

No voy a entrar en mucho detalle íntimo, como sí hice cuando murió mi mamá hace tres años, porque León era alguien público y eso me frena. Pero a los que me quieren bien puedo contarles que fue un buen padre, cariñoso, cálido, cercano, que estoy contento de haber aprendido tantas cosas de él, de haberlo tenido, y que su muerte tiene también algo de alivio porque los últimos meses fueron muy feos para él y para todos.

Hubiera querido tenerlo más tiempo, claro, pero 87 años son ya una vida completa. Y la suya fue una vida bien vivida.

Ahora estreno nueva posición existencial, ya no tengo padres, soy padre yo y estoy feliz de mi situación.

Sí, estoy triste, pienso mucho en él, tanteo su ausencia, su ya no estar al alcance. La verdad es que la vida es tremenda, fuerte, intensísima. No dejo de quererlo porque se haya muerto, pero el afecto te lo metés en el orto, digamos…

No es tan así, pero era gracioso terminar la frase de esa manera, era una tentación romper la emoción trágica con una imagen soez… El afecto hace otros caminos y llega al mundo de otras formas. No sé muy bien cómo es, ¿será que ese amor va a parar a los hijos de uno?

Bueno, eso. Lo voy a extrañar, aunque ya no sea el nenito que tanto lo necesitaba. Sé que a todos nos pasan cosas parecidas con nuestros padres. Nos deseo lo mejor…

El duelo es la digestión de una ausencia, y toma tiempo. La foto es de cuando vivimos en Caracas, en el balcón de un departamento en Parque Central.

viernes, septiembre 02, 2011

Cómo surge una idea (capítulo 2 de “Pensar bien”, de Edward De Bono)


"El desarrollo completo de una idea puede llevar años de trabajo arduo, pero la idea en sí misma puede llegar en un destello de percepción. En realidad, cuando la idea implica una forma completamente nueva de enfocar las cosas, es difícil concebir que ésta se hubiera producido de cualquier otro modo. La idea nueva no tiene que estar precedida de años de trabajo en el campo, porque el rechazo de la idea antigua puede ocurrir con mayor rapidez.

Es aterrador (o emocionante) contemplar cómo muchas ideas nuevas están latentes en la información actual, pero reunidas en una forma poco conveniente, que podría organizarse mejor. Al principio, las teorías de Einstein eran apenas más adecuadas que las que reemplazaron. La diferencia en la explicación consistía en una mejor comprensión de la longitud de onda de la luz proveniente de la estrella Sirio y una ligerísima alteración en la órbita del planeta Mercurio. En términos de detalle, esto era como reemplazar una taza en un restaurante; pero a partir de esa manera nueva de enfocar las cosas surgió la energía atómica.

El proceso por el cual aparecen nuevas ideas puede separarse de la importancia real de tales ideas. Hasta las más triviales pueden desarrollarse del mismo modo que aquellas que cambian el curso de la historia. Se dice que al gran Napoleón le parecía igual de difícil deshacerse del perro de su esposa que de los poderosos ejércitos de sus enemigos."

The Book Cover Archive


Esta web genial reúne cientos de tapas de libros, “for the purpose of appreciation and categorization”.

Link: The Book Cover Archive.

Pensamiento vertical y lateral II


"A algunas personas les gusta tanto el pensamiento lateral, que tratan de utilizarlo en lugar del vertical en todas las ocasiones. Otras muchas personas se sienten ofendidas con la idea del pensamiento lateral e insisten en que es suficiente el pensamiento vertical. En realidad, los dos tipos de pensamiento son complementarios. Cuando mediante el pensamiento vertical común no puede encontrarse la solución a un problema, o cuando se requiere una nueva idea, debe utilizarse el pensamiento lateral.

Las ideas nuevas dependen del pensamiento lateral, porque el pensamiento vertical tiene limitaciones inherentes que lo hacen menos efectivo para este propósito. Tales limitaciones no pueden eliminarse del pensamiento vertical, porque constituyen sus propias ventajas si se las examina desde un punto de vista distinto.

La organización funcional de la mente como un sistema para llegar a lo óptimo hace que ésta interprete una situación en la forma más probable. El grado de probabilidad se ve determinado por la experiencia y las necesidades del momento. El pensamiento vertical es un tipo de pensamiento de alta probabilidad. Sin ese pensamiento de alta probabilidad, la vida diaria sería imposible. Todas las acciones y sensaciones tendrían que analizarse intensamente y considerarse con cuidado y nada podría darse por hecho. Al igual que un ciempiés que tuviera que meditar antes de mover cada una de sus patas, nos sentiríamos a abrumados por la complejidad del mundo. La función del pensamiento es eliminarse a sí mismo y permitir que, tras reconocer una situación, venga inmediatamente una acción."

(capítulo 1 de “Pensar bien”, de Edward De Bono)

miércoles, agosto 31, 2011

Liberación de creencias, un humano divino rosarino en Bs.As.

Rodrigo Joaquín del Pino es un amigo rosarino que desde los 17 años hasta los 33 vivio como monje en la India, estudiando sánscrito y los antiguos Vedas.

Rama, como le dicen, ayuda a observar los procesos ilusorios de la mente y estará en Buenos Aires haciendo una jornada de 9 horas de Liberación de Creencias. Enseña técnicas de meditación profundas y habla sobre temas de espiritualidad y nueva conciencia.

Lo conocí en las charlas TEDxRosario del 2010 donde en 20 minutos se explayó sobre su Nueva Visión del Mundo: http://youtu.be/cml3WsWQVw4


Día de LIBERACIÓN DE CREENCIAS,
SÁBADO 17 de SEPTIEMBRE | 9 a 18 hs. | descuento por reserva hasta 9/9
con Rodrigo Joaquín del Pino | www.humanodivino.com
+ info: click aquí
Informes, Inscripción y reserva de vacantes: llamar a Maxi al 15-6207-7403 y/ó info@poderama.com.ar

Y pueden escucharlo en http://humanodivino.podomatic.com/
Muy recomenable para desprenderse de ideas viejas y renovar el panorama.

martes, agosto 30, 2011

Declaración docente

Esta proclama de enseñanza la escribí en 2007 y me dan ganas de volver a publicarla.


La idea es sencilla y no me acuerdo qué lectura me la hizo ver: todo en el mundo -las cosas que uno hace, los objetos mismos- pueden ser pensados como si fueran ayudas, como si todo ayudara a algo.

Ejemplos:

Un auto te ayuda a ir de un lado a otro.
Un diario te ayuda a estar informado.
La radio te ayuda a escuchar música, o te ayuda a pasarla bien o a sentirte acompañado.
Un cajero te ayuda a que puedas pagar lo que querés comprar.
Un bife te ayuda a estar alimentado.
Un amigo te ayuda a conocerte, a pasarla bien, a estar contento.
Una novia te ayuda a desplegar intimidad, a sentirte bien, a sentir tu cuerpo, a sentir el suyo.

Esta idea propone una óptica, una manera interesante de pensar las cosas. Su interés está en que revela el lazo que conecta a las personas, y a las personas con las cosas. Según la perspectiva de la ayuda, todo es relacional.

Desde esta perspectiva me pregunto por mis clases:

¿A qué ayudo yo en mis clases? ¿A qué ayudo con mis cursos?

No puedo decir exactamente a qué ayudo, pero puedo responder estas preguntas diciendo qué quiero lograr con mis cursos, para qué quiero que sirvan.

Las respuestas son estas:

1) me gusta tratar de que mis clases sean una fiesta, es decir, que los que vienen pasen un gran momento, un momento pleno, divertido y veloz,

2) me gusta dar ideas y perspectivas que apoyen el despliegue personal del entusiasmo de cada alumno (entiendo que el pensamiento filosófico tiene que ver con ese movimiento personal)

3) busco que las preguntas y los temas que generan angustia y temor dejen paso a posturas vitales, de atrevimiento,

4) quiero lograr que los alumnos sintonicen con lo más afirmativo en ellos,

5) que mis cursos den más ganas de vivir,

6) quiero desarrollar un pensamiento inteligente, capaz de pensar al mundo como es y de zafar del truco crítico (esas posturas que parecen inteligentes pero no lo son)

7) trato de dar palabras e ideas para que los asistentes logren expresar su mundo interno,

8) trato de ofrecer textos interesantes, de dar a conocer bibliografía estimulante, textos que den ganas de seguir leyendo,

9) busco contagiar la avidez por leer, pensar, entender

10) quiero contribuir a aclarar el estado caótico del cual todo pensamiento naturalmente parte y debe partir

11) que quienes vienen a clase puedan vivir ese caos con confianza y hasta con cierta felicidad

12) que disfruten planteándose y planteando problemas y preguntas y encontrando soluciones para ellos,

13) busco ayudar a que encuentren su estilo, sus temas, las ideas que les resulten más atractivas y movilizantes

14) que tengan recursos afectivos para buscar el camino de su deseo en la vida

15) que se saquen de encimas perspectivas paralizantes

16) que disfrutemos de pensar juntos, con sutileza y humor

¿Para qué decir todo esto?

Creo que uno suele creer que las cosas que piensa son evidentes. Pero me doy cuenta de que hacerlas explícitas tiene mucho más sentido del que parece.

Si uno no dice lo que siente y piensa, la mayor parte de las veces el otro no se entera.

viernes, agosto 26, 2011

Futuristas / La bici y la ciudad



¿Cómo se logra la intimidad?


No me acuerdo cuándo escribí este texto, pero lo encontré ahora y me gustó. No olvidemos que la intimidad es la principal variable de la que depende nuestra capacidad para sentirnos reales y la piedra fundamental de toda felicidad posible. Yalom lo dice, y todos lo verificamos...

• Estando cerca del otro
• Mostrándote tal como sos, siendo auténtico
• Hablando con soltura, sin pensar tanto antes de decir cada cosa
• Contándole al otro cómo te sentís
• Diciendo qué querés, qué te gusta
• Deseando también explorar y conocer cómo es el otro y qué siente
• Destinando tiempo y espacio para el encuentro
• Aceptando las propias emociones, aunque sea difícil
• Acentando las emociones ajenas, aunque sea difícil
• Permitiéndonos ser como somos, como nos sale ser
• Sintiendo la emoción de gustar o querer a alguien, sea pareja, parientes. Amigos o incluso personas que tenemos cerca ocasionalmente
• Entendiendo que podemos ser queridos, que otro puede sentir cosas por nosotros
• Queriéndolo al otro como es. Dejando de esperar que sea como uno quiere.
• Acercándote a gente que te interesa, aunque no los conozcas, buscando establecer lazos nuevos con atrevimiento y tranquilidad
• Teniendo vida propia, adquiriendo autonomía, desarrollándose uno mismo
• Bancándose los malos momentos que vivimos todos sin alejarnos de los demás, sin sentir que tenemos que rendir examen frente a ellos
• Dejando de sentir que los otros son críticos potenciales o que lo que piensen de nosotros es una verdad definitiva
• Buscándole la vuelta a los problemas que surgen en toda relación, sin asustarse.
• Viviendo con humor
• Recordando que la intimidad es un proceso, que tiene sus vaivenes, que es algo que tiene movimiento, dejándonos llevar

lunes, agosto 15, 2011

Entusiasmo y motivación



“Uno no puede motivar a cualquiera para cualquier cosa. Y muchas veces las experiencias de motivación fracasan porque pretenden lo imposible: que uno se entusiasme con cosas que realmente, auténticamente, le importan poco. La alternativa entonces es impostar un entusiasmo, fingirlo, y de ahí surgen actitudes personales poco útiles”.


LA EXPERIENCIA DEL ENTUSIASMO
MIÉRCOLES 17 de AGOSTO | Horario: 20 hs. | Costo: $100
Lugar: Bar Abierto (Jorge Luis Borges 1613, y Honduras, 1er.piso, en Palermo, frente a plaza Cortázar o Serrano)
Y se transmite en vivo ONLINE, pedí tu acceso.
Informes, Inscripción y reserva de vacantes: llamar a @MaxiGalin al 15-6207-7403 y/ó talleres@bienvenidosami.com.ar

jueves, agosto 11, 2011

El agradecimiento como metodología


En psicología positiva, y en ciertos textos espirituales, se promueve el uso del agradecimiento como una forma de hacer contacto con la riqueza de nuestra vida real. Al agradecer, uno parece darse cuenta de lo que de otra forma quedaría enterrado en la obviedad. La atención positiva del agradecimiento despierta a la realidad.

La idea es buena, y funciona.

Tiene que ver con la celebración tal como la plantea Osho. Los ambiciosos buscan en otro lado, los celebrantes festejan lo concreto de la realidad, y producen asi la riqueza. Celebrar o agradecer es una forma de estar plenamente aquí.

En psicología positiva, de manera más científica, esta aparición del sentido motivada por un cambio de actitud es evaluada como el impulso inspirador de todo crecimiento y el principio que opera en la base de la felicidad.

Pregunto: ¿qué opinan?

Y otra cosa: ¿alguien se anima a escribir en los comentarios su lista personal de agradecimientos?

lunes, agosto 08, 2011

Chiste que me mandaron


Doctor.....
no levanto cabeza,
me río solo,
no hablo con la gente,
me hablan y no pongo atención...
parezco un idiota...
¿qué tengo Doctor.?
—Un Black Berry."

Pensamiento vertical y lateral (capítulo 1 de “Pensar bien”, de Edward De Bono)


"El pensamiento vertical siempre ha sido el único tipo de pensamiento respetable. En su forma más acabada, como lógica, es el ideal hacia el que, se recomienda, todas las mentes deben esforzarse, sin importar su corto alcance.

Para ilustrar en forma gráfica lo que es el pensamiento vertical, diríamos que es como tomar unos cubos de juguete y hacer una construcción hacia arriba, en la que cada cubo descansa firmemente sobre el de abajo. En el pensamiento lateral, los cubos están diseminados. Pueden estar conectados entre sí o no, pero el patrón que podría surgir puede ser tan útil como la estructura vertical.

Todas las personas se han topado con la clase de problema que parece imposible de resolver hasta que de repente se revela una solución sorprendentemente simple. Una vez que se piensa en ella, parece tan obvia que no se puede entender porqué fue tan difícil descubrirla. Esta clase de problemas puede ser sumamente difícil de resolver cuando se utiliza el pensamiento vertical.

El pensamiento lateral no solo se aplica a la solución de problemas: también tiene que ver con nuevos enfoques y toda clase de ideas nuevas.

Con los mejores ejemplos del pensamiento lateral, la solución parece obviamente lógica una vez que se descubre. Es muy fácil olvidar que se llegó a ella por medio del pensamiento lateral y no por el vertical. Una vez revelada la solución, muchas personas intentan explicar cómo se pudo llegar a ella por medio del pensamiento vertical. En retrospectiva, la secuencia lógica del problema puede parece muy fácil."

miércoles, agosto 03, 2011

Tunein


TuneIn es una web que permite escuchar en vivo radios de todo el mundo…

Link: TuneIn

martes, agosto 02, 2011

"Fortunata y Jacinta" de Pérez Galdós


Desde hace mil años tenía pendiente la lectura de Galdós. Finalmente, gracias al Kindle, llegó la hora. Me bajé gratis la novela mencionada y empecé a leerla. Estoy fascinado, feliz por haber descubierto un autor que seguro tiene muchos libros más para deleitarme.

Sí, sé que se hizo la película, o una miniserie, pero yo soy más del tipo que lee los libros que del que ve las películas, qué voy a hacer...

La recomiendo a muerte: inteligente, interesante por su visión del mundo y por la capacidad sensible de captar detalles, por su comprensión psicológica. Además, al leerla uno vuelve a tener una conexión juguetona con el castellano. Estamos desacostumbrados a leer textos escritos en español. No lo digo como abogado de la pureza del idioma, sino por lo contario, por la capacidad expresiva e inventiva de estos grandes de la escritura, y por la directa conexión con un mundo popular riquísimo.


Algunos fragmentos para tentarlos, al azar:

En la sociedad madrileña, la más amena del mundo porque ha sabido combinar la cortesía con la confianza...

*

Juanito acabó por declararse a sí mismo que más sabe el que vive sin querer saber que el que quiere saber sin vivir.

*

...porque el tal, no sólo no le había dicho nunca media palabra de amores, sino que ni siquiera la miraba como miran los que pretenden ser mirados.

*

El gordo Arnaiz y su amigo Pastor, el economista, sostenían que todos los grandes problemas se resuelven por sí mismos...

*

Estupiñá tenía un vicio hereditario y crónico, contra el cual eran impotentes todas las demás energías de su alma; vicio tanto más avasallador y terrible cuanto más inofensivo parecía. No era la bebida, no era el amor, ni el juego ni el lujo; era la conversación. Por un rato de palique era Estupiñá capaz de dejar que se llevaran los demonios el mejor negocio del mundo. Como él pegase la hebra con gana, ya podía venirse el cielo abajo, y antes le cortaran la lengua que la hebra. A su tienda iban los habladores más frenéticos, porque el vicio llama al vicio. Si en lo más sabroso de su charla entraba alguien a comprar, Estupiñá le ponía la cara que se pone a los que van a dar sablazos. Si el género pedido estaba sobre el mostrador, lo enseñaba con gesto rápido, deseando que acabase pronto la interrupción; pero si estaba en lo alto de la anaquelería, echaba hacia arriba una mirada de fatiga, como el que pide a Dios paciencia, diciendo: «¿Bayeta amarilla? Mírela usted. Me parece que es angosta para lo que usted la quiere». Otras veces dudaba o aparentaba dudar si tenía lo que le pedían. «¿Gorritas para niño? ¿Las quiere usted de visera de hule?... Sospecho que hay algunas, pero son de esas que no se usan ya...»

Si estaba jugando al tute o al mus, únicos juegos que sabía y en los que era maestro, primero se hundía el mundo que apartar él su atención de las cartas. Era tan fuerte el ansia de charla y de trato social, se lo pedía el cuerpo y el alma con tal vehemencia, que si no iban habladores a la tienda no podía resistir la comezón del vicio, echaba la llave, se la metía en el bolsillo y se iba a otra tienda en busca de aquel licor palabrero con que se embriagaba. Por Navidad, cuando se empezaban a armar los puestos de la Plaza, el pobre tendero no tenía valor para estarse metido en aquel cuchitril oscuro. El sonido de la voz humana, la luz y el rumor de la calle eran tan necesarios a su existencia como el aire. Cerraba, y se iba a dar conversación a las mujeres de los puestos. A todas las conocía, y se enteraba de lo que iban a vender y de cuanto ocurriera en la familia de cada una de ellas. Pertenecía, pues, Estupiñá a aquella raza de tenderos, de la cual quedan aún muy pocos ejemplares, cuyo papel en el mundo comercial parece ser la atenuación de los males causados por los excesos de la oferta impertinente, y disuadir al consumidor de la malsana inclinación a gastar el dinero. «D. Plácido, ¿tiene usted pana azul?».--«¡Pana azul!, ¿y quién te mete a ti en esos lujos? Sí que la tengo; pero es cara para ti». --«Enséñemela usted... y a ver si me la arregla»... Entonces hacía el hombre un desmedido esfuerzo, como quien sacrifica al deber sus sentimientos y gustos más queridos, y bajaba la pieza de tela. «Vaya, aquí está la pana. Si no la has de comprar, si todo es gana de moler, ¿para qué quieres verla? ¿Crees que yo no tengo nada qué hacer?».--«Lo que dije; estas mujeres marean a Cristo. Hay otra clase, sí señora. ¿La compras, sí o no? A veinte y dos reales, ni un cuarto menos».--«Pero déjela ver... ¡ay qué hombre! ¿Cree que me voy a comer la pieza?»... «A veinte y dos realetes». --«¡Ande y que lo parta un rayo!».--«Que te parta a ti, mal criada, respondona, tarasca...». Era muy fino con las señoras de alto copete. Su afabilidad tenía tonos como este: «¿La cúbica? Sí que la hay. ¿Ve usted la pieza allá arriba? Me parece, señora, que no es lo que usted busca... digo, me parece; no es que yo me quiera meter... Ahora se estilan rayaditas: de eso no tengo. Espero una remesa para el mes que entra. Ayer vi a las niñas con el Sr. D. Cándido. Vaya, que están creciditas. ¿Y cómo sigue el señor mayor? ¡No le he visto desde que íbamos juntos a la bóveda de San Ginés!»... Con este sistema de vender, a los cuatro años de comercio se podían contar las personas que al cabo de la semana traspasaban el dintel de la tienda. A los seis años no entraban allí ni las moscas. Estupiñá abría todas las mañanas, barría y regaba la acera, se ponía los manguitos verdes y se sentaba detrás del mostrador a leer el Diario de Avisos. Poco a poco iban llegando los amigos, aquellos hermanos de su alma, que en la soledad en que Plácido estaba le parecían algo como la paloma del arca, pues le traían en el pico algo más que un ramo de oliva, le traían la palabra, el sabrosísimo fruto y la flor de la vida, el alcohol del alma, con que apacentaba su vicio... Pasábanse el día entero contando anécdotas, comentando sucesos políticos, tratando de tú a Mendizábal, a Calatrava, a María Cristina y al mismo Dios, trazando con el dedo planes de campaña sobre el mostrador en extravagantes líneas tácticas; demostrando que Espartero debía ir necesariamente por aquí y Villarreal por allá; refiriendo también sucedidos del comercio, llegadas de tal o cual género; lances de Iglesia y de milicia y de mujeres y de la corte, con todo lo demás que cae bajo el dominio de la bachillería humana. A todas estas el cajón del dinero no se abría ni una sola vez, y a la vara de medir, sumida en plácida quietud, le faltaba poco para reverdecer y echar flores como la vara de San José. Y como pasaban meses y meses sin que se renovase el género, y allí no había más que maulas y vejeces, el trueno fue gordo y repentino. Un día le embargaron todo, y Estupiñá salió de la tienda con tanta pena como dignidad.

*

Su biblioteca era la sociedad y sus textos las palabras calentitas de los vivos.

*

en quien lo progresista no quitaba lo autoritario (emblema de los tiempos)

*

Ni siquiera había tenido un novio de estos que no hacen más que mirar y poner la cara afligida.

*

La envidiada de todos, envidiaba a cualquier mujer pobre y descalza que pasase por la calle con un mamón en brazos liado en trapos. Se le iban los ojos tras de la infancia en cualquier forma que se le presentara, ya fuesen los niños ricos, vestidos de marineros y conducidos por la institutriz inglesa, ya los mocosos pobres, envueltos en bayeta amarilla, sucios, con caspa en la cabeza y en la mano un pedazo de pan lamido. No aspiraba ella a tener uno solo, sino que quería verse rodeada de una serie, desde el pillín de cinco años, hablador y travieso, hasta el rorró de meses que no hace más que reír como un bobo, tragar leche y apretar los puños. Su desconsuelo se manifestaba a cada instante, ya cuando encontraba una bandada que iba al colegio, con sus pizarras al hombro y el lío de libros llenos de mugre, ya cuando le salía al paso algún precoz mendigo cubierto de andrajos, mostrando para excitar la compasión sus carnes sin abrigo y los pies descalzos, llenos de sabañones. Pues como viera los alumnos de la Escuela Pía, con su uniforme galonado y sus guantes, tan limpios y bien puestos que parecían caballeros chiquitos, se los comía con los ojos. Las niñas vestidas de rosa o celeste que juegan a la rueda en el Prado y que parecen flores vivas que se han caído de los árboles; las pobrecitas que envuelven su cabeza en una toquilla agujereada; los que hacen sus primeros pinitos en la puerta de una tienda agarrándose a la pared; los que chupan el seno de sus madres mirando por el rabo del ojo a la persona que se acerca a curiosear; los pilletes que enredan en las calles o en el solar vacío arrojándose piedras y rompiéndose la ropa para desesperación de las madres; las nenas que en Carnaval se visten de chulas y se contonean con la mano clavada en la cintura; las que piden para la Cruz de Mayo; los talluditos que usan ya bastón y ganan premios en los colegios, y los que en las funciones de teatro por la tarde sueltan el grito en la escena más interesante, distrayendo a los actores y enfureciendo al público... todos, en una palabra, le interesaban igualmente.

*

Era hombre sin instrucción, y... lo que pasa... por lo mismo que no la tenía gustaba de aparentarla. Cuenta el tunante de Villalonga que hace años usaba Aparisi el e pur si muove de Galileo; pero el pobrecito no le daba la interpretación verdadera, y creía que aquel célebre dicho significaba por si acaso. Así, se le oyó decir más de una vez: «Parece que no lloverá; pero sacaré el paraguas e pur si muove».

Link: el libro legalmente gratis aquí

MU! Sur Oculto



Por facebook Santiago Ramos me hizo conocer a este sorprendente grupo cordobés, Sur Oculto.
Me gustan porque son experimentales, una especie de Emerson Lake and Palmer pasado por Medeski Martin & Wood.
En un mundo en donde abunda tanto el tosco rollingstonismo encontrar búsquedas intensas resulta estimulante. Ojalá vengan a Buenos Aires pronto, si no lo hicieron ya.

lunes, julio 25, 2011

Amor feliz


El enorme prestigio poético de los amores infelices no nos tiene que engañar: amor es el amor realizado y feliz, lo otro no sé cómo se llama pero no es amor. Como no es canción el tema que imaginás y nunca hacés, como no es libro el que nunca escribís ni carrera la que no lográs estudiando.


Foto de Luciano Menardo: Link.

Related Posts with Thumbnails